Escena regional: algo más que un rumor

Visibilizando el aporte que realizan a diario las músicas a lo largo de todo Chile

El movimiento feminista ha marcado, sin duda, un antes y un después en nuestra sociedad, y por consecuencia, en el arte y cultura de nuestro país. Sin embargo, las actividades y plataformas musicales que circundan a este levantamiento se concentran, como muchas otras cosas, en la capital. Es por eso que quisimos indagar en lo que se propone desde otras ciudades y regiones del país y conocer directamente de sus protagonistas el cómo se está viviendo este necesario nuevo paradigma. En esta ocasión conversamos con Vasti Michel (IX Región), Monserrat Sembler (I Región), Natalia Vásquez de Mora Lucay (V Región) y Emilia Díaz (X Región), y en próximas ediciones continuaremos compartiendo las visiones de las muchas mujeres de regiones en la música y las artes.

 

Thumbnail

Vasti Michel: “Las plataformas feministas en torno a la música son principalmente santiaguinas” Desde Traiguén, Región de La Araucanía, la cantautora se ha perfilado como una de las voces del actual folclore de nuestro país. Lleva años destacándose como una autora de gran impronta, que en voz y bombo ha llevado su música a diversos lugares. Desde Traiguén tiene mucho que decir. En términos de difusión aún se está al debe. Veo un apoyo desde el Consejo de la Cultura que está incluyendo más mujeres en sus actividades, y de esa manera, trata de equiparar la falta en años anteriores. Cada vez más se hace uso de espacios destinados para la música en vivo, aunque aún no son muchos. Hay mujeres de la región con mucha trayectoria y músicas más jóvenes, en su mayoría feministas, todas conectadas y apoyándose constantemente, dentro de lo que permite la geografía (hay quienes viven en Lonquimay, Traiguén, Collipulli, Temuco). Y claro, están ocurriendo cambios. Hay una conciencia y cuestionamiento a los antiguos paradigmas, y en el mejor de los casos, se pone en práctica el hacer frente a problemáticas del patriarcado que nos afectan, como visibilizar algún femicidio, los privilegios asociados al género, la violencia que vive el pueblo mapuche, o para debatir sobre temas ambientales de la zona. Las plataformas feministas en torno a la música son principalmente santiaguinas, y acá no llega mucho de eso, es como otra realidad. Lo bueno es que siempre hay gestoras culturales, o músicas como yo, que nos movemos. Yo viví en Santiago un tiempo, y al volver al sur voy haciendo nexos entre ambas ciudades. Y así hay muchas más. Aun así, plataformas como Ruidosa o RedMuchacha, no inciden en la región aún. FemFest ha llegado más, han hecho un vínculo con la región. De todas maneras, creo que el movimiento feminista ha ido generando mayor visibilidad de nuestro trabajo, incluso nuestros compañeros se dan cuenta que no pueden seguir en su club de toby musical, y cuestionan de qué manera se comparten los espacios, y ellos mismos invitan a músicas a participar. Los medios y las instituciones se están dando cuenta de lo dispar del medio musical; sin embargo, hay que considerar que Chile es súper centralista. Lo que pasa acá lo sabemos nosotros no más, ese es un obstáculo que aún hay que zanjar. Creo que estamos en un buen momento para sanar heridas, y estamos la mayoría de las mujeres en sintonía.

Monserrat Sembler: “Creo que hay poco debate con respecto al movimiento feminista” Monse Sembler es iquiqueña instalada en Santiago hace un tiempo. Es flautista y cantautora, y desde el 2017 lanzó su proyecto solista, al tiempo que también ha colaborado con músicos como Benjamín Walker o Mon Laferte. La joven música rescató el apellido materno de su abuela, Öxa, un apellido de raíz indígena peruana, el cual elige para su proyecto musical. Conversamos con ella para que nos diera su impresión sobre la escena artístico-musical de su ciudad. “Si bien hay actividades donde se concentra intensamente la cultura y tradiciones iquiqueñas, no es una constante. No creo que se pueda llamar “escena musical” pues sás son los eventos particulares en ciertos momentos del año, como el verano. Lamentablemente creo que no ha habido una evolución, sobre todo porque siento que todo está muy centralizado en Santiago. Ir a Iquique es prácticamente como ir a otro país en muchos sentidos. y, según mi percepción, no hay mucha cabida para las mujeres en general. Sí creo que ha cambiado, porque las mujeres hemos alzado la voz para que eso pase, pero todavía falta que el movimiento sea más integral”.

Mora Lucay: “Hay más mujeres que están a cargo de producciones de eventos y de curatorías, lo que ha ayudado también a la hora de ver resultados”. Natalia Vásquez es la voz y líder de Mora Lucay, grupo de Valparaíso. Es el 2015 cuando el proyecto toma fuerza al decidir grabar un disco que termina lanzando al año siguiente. Es cuando comienza a vincularse con el círculo de músicos de su ciudad para crear alianzas y sumar fuerzas. Afortunadamente su incursión en la música ha fluido satisfactoriamente, pues la pilló en un momento más abierto que años antes, signo de que los tiempos han cambiado y que Natalia piensa que puede ser por políticas de inclusión de las mujeres en festivales. “Hay más mujeres que están a cargo de producciones de eventos y de curatorías, lo que ha ayudado también a la hora de ver resultados”. Dada la cercanía con Santiago, Mora Lucay ha logrado darse a conocer en la escena de cantautores de la capital. Actualmente está trabajando en la preproducción de su segundo disco, y pronto a estrenar el material, quisimos conocer su opinión. "No basta que seamos nosotras las que queramos. Tiene que haber una concatenación de voluntades para que las mujeres estén presentes en eventos y sean reconocidas y respetadas. Creo que eso ya se está construyendo, pues hay señales de cambio de paradigma, que permiten que cada vez se valore más el trabajo, discurso y sensibilidad femenina en lo artístico en general y en todas las áreas".

Emilia Díaz: “Hay un prejuicio per se asociado al ser mujer” Emilia Díaz es de Puerto Montt, y trabaja en la Universidad de Los Lagos dando las cátedras de Instrumentos Latinoamericanos y Guitarra en la carrera de Pedagogía en Música. Hace un par de años formó Ensamble Acuarela con el afán de hacer música desde lo femenino. Para ellos reunió a 7 mujeres instrumentistas para hacer música original de raíz folclórica. El año pasado crea Sello Austral junto a Caco Ralil, músico de la banda Bordemar y destacado jazzista del sur. La plataforma nace para cubrir una necesidad en la región, que entregue un apoyo al artista relacionado no sólo con la grabación de un disco, sino que también con la producción artística y el acompañamiento de su trabajo en RRSS y medios. Actualmente Emilia se encuentra preparando su tercer disco. El tema de género para mí es súper importante. Soy de la generación donde me encontré con muchas trabas al momento de enfrentarme a equipos de trabajo. Hay un prejuicio per se asociado al ser mujer. Creen que tocas menos, o que sabes menos o que tus técnicas son distintas, y aunque pase el tiempo esto sigue pasando. Por eso es tan importante la educación. Yo trato de fomentar el tema del autoestima con mis alumnas. Que ellas se sientan igual de capaces que cualquier persona de hacer cosas, tocar y producir.” “Con respecto a la presencia de la mujer en la música es bien complejo el tema. Acá históricamente ha sido masculino. Las mujeres se han dedicado principalmente a la música docta, no así a la música popular. Aún así, esto ha ido cambiando últimamente; por ejemplo en la carrera de pedagogía en música antes entraban 2 o 3 mujeres por año, ahora diría que son casi la mitad, y esto incide en la presencia de mujeres sobre el escenario”.

¿Eres de región? ¿Quieres contarnos tu experiencia? Escríbenos a hola musap.cl


Noticias & blog Musap